Recientemente el gobierno aceptó que España entró en recesión. En un comunicado oficial se afirma que el país se encuentra en la tan temida recesión. Lo que me interesa destacar es que eso implica un reconocimiento pleno de que existe una tremenda crisis económica. Durante muchos meses el gobierno se negó a reconocer los problemas que existían en la economía española. Incluso se llegó a tildar de “antipatriotas” a los que aseguraban que había crisis.  Y más allá, se pudo detectar una fuerte diferencia entre el ministro de economía y el resto de sus compañeros de gabinete, pues él si daba señales de reconocer la crisis mientras todo el gobierno se empeñaba en negarla.

Por otra parte, en Madrid asistimos a una esperpéntica comedia de enredos a cuenta de una denuncia hecha por el periódico El País, sobre la existencia de una red de espionaje. Pero no se trata de que el gobierno espiara a la oposición o viceversa. El caso es de espionaje entre personas del conservador Partido Popular, primer partido de la oposición.

¿Tienen relación estos dos asuntos?

20071017155617-zapatero-programa-tengo-pregunta-usted.jpg

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero hizo un buen movimiento al “comparecer” en un programa de televisión llamado “tengo una pregunta para usted”.  Desconozco si en México exista una versión de ese programa, como sí se hace, según tengo entendido, en otros países. Se trata de una encerrona que el entrevistado tiene con 100 personas elegidas por un sistema para que sean una muestra representativa de la sociedad española. Existe un método y toda la selección se lleva en secreto para evitar que el entrevistado logre “tocar” a las personas que le harán preguntas. Este formato se utilizó en la precampaña electoral pasada.  Esta vez, Zapatero le entró al toro de la crisis y dio la cara a preguntas muy difíciles de contestar. Su aparición en la televisión alcanzó altos índices de audiencia. Incluso superó a las marcas anteriores logradas por el mismo programa.

(more…)

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

En la entrega anterior de este tema señalábamos que José María Aznar había dejado, como dicen que hizo Franco, todo atado y bien atado en su sucesión. Designó a Mariano Rajoy, quien había sido ministro en varias carteras con más pena que gloria. Comentamos también que en las elecciones de 2004 los atentados cometidos en el metro de Madrid pudieron haberle quitado votos al Partido Popular (PP) y que el ganador resultó José Luis Rodríguez Zapatero del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

La estrategia del PP en la pasada legislatura fue de confrontación total. Era como si no aceptaran el resultado electoral. Excedían con mucho su función como oposición en democracia. En las formas y en el fondo. Se estableció entonces lo que se posiblemente se conocerá con el tiempo como el periodo de la crispación. Por cualquier tema, en cualquier espacio los personeros del PP hacían ataques desmesurados. Aparentemente dentro del PP todo siguió igual: Rajoy siguió siendo el líder, los mismos políticos que estaban con Aznar tuvieron gran protagonismo y seguían el lineamiento que fijaba Rajoy y Aznar se retiró a meditar. Todo aparentemente.

Esa estrategia no les alcanzó para ganar las elecciones de 2008. Cierto es que obtuvieron más de 10 millones de votos, que son muchos votos, pero no ganaron por segunda vez. La noche de las elecciones, al salir a saludar a sus seguidores desde el balcón de su partido, se veía un Rajoy abatido, tristón. Se soltaron toda clase de rumores y pasados un par de días, la Directiva Nacional del PP tuvo que hacer una importante reunión para proclamar nuevamente a Rajoy como su líder. Parecía que la crisis derivada de la derrota en las urnas quedaba cerrada.

rajoyhoyhoy1.jpg

Andando el tiempo comenzaron a surgir algunas voces discrepantes. Las mismas que aclamaron a Rajoy ahora mudan el criterio. No era normal que no pasara factura la derrota. Además, durante muchos años la fuerte figura de Aznar había ocultado (reprimido) cualquier discrepancia. Para el derrotado Rajoy sin la figura Aznar y, habiendo perdido las elecciones, sin huesos que repartir entre las huestes, la crisis era de esperarse.

(more…)

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

Hoy comenzamos una nueva sección. La llamaremos “En todos lados hace aire…” y se ocupará de algunas cuestiones que ocurren aquí y de las que los mexicanos no tenemos la exclusiva.

El partido político de la derecha española, el Partido Popular (PP) vive una tremenda crisis. Después de perder las elecciones generales de marzo pasado, aparentemente todo el aparato del partido cerró filas en torno a su candidato perdedor, Mariano Rajoy, para cobijarlo y respaldarlo. Pasados unos días, Rajoy compareció para asegurar que seguía al frente del partido cerrando así esa crisis postelectoral. Pero fue una cerrada en falso. Ahora los afilados cuchillos se alistan para ajustar cuentas internas. Pareciera que la batalla es entre moderados y duros pero puede haber algo más.

El viernes pasado asistí a un mitin, una concentración frente a las oficinas del Partido Popular en Madrid. Se supo que un grupo de descontentos con Rajoy se manifestaría pero también otro grupo a favor anunció un acto de apoyo. Así que, morboso como soy, allá que fui.

Me acordaba de aquella frase que John Lennon soltó durante un concierto de los Beatles en un teatro de Londres. Dijo que la gente que ocupaba los lugares más alejados al escenario tenía que aplaudir mucho. En cambio los de las primeras filas con que agitaran un poco sus joyas estaba bien. Al acto del viernes asistió gente con pasta y abrumadoramente de cierta edad. Pocos jóvenes y pocos obreros. Además, en número no alcanzaron las 200 personas, quizá por la lluvia, y a cada paso se encontraba uno con periodistas. Por fortuna los seguidores de Rajoy no comparecieron de manera que no hubo mayores pleitos. Más adelante contaré con más detenimiento el acto. Por lo pronto se puede ver el tipo de gente que acudió. La señora que lleva el gorrito va envuelta en la bandera de España pero también lleva un bolso de marca.

img_9701.JPG

El actual enfrentamiento tiene dos bandos. En uno la cabeza visible es Mariano Rajoy y en el otro no queda claro quien es el líder. Hay varios personajes de la línea dura que quieren ver lo que ocurre para decidirse salir a escena. Es posible que quien mueve los hilos sea José María Aznar.

(more…)

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink