• "Un chilango en la Corte del Rey Juan Carlos"

    Soy chilango pero no monárquico. (Ver la presentación)

Como dicen en los espectáculos gringos:

Damas y caballeros con ustedes…

¡El gran Zenet!

 Y es que Tony Zenet es un gran descubrimiento.

Pelín canalla, pelín poeta Zenet es de Málaga, se le nota en el acento, y vive hace tiempo en Madrid. Con su típico sombrerito recuerda a ratos a Sinatra, sin tener la voz de La Voz,  logra con sus canciones, que tienen letras del poeta Javier Laguna, provocar evocaciones manifiestas.

Se dice que nuestros países están en crisis. Y es verdad, no se puede negar. Y menos en España con altos índices de desempleo, llamado aquí  “Paro”. Pero esa crisis no es de talentos, de creatividad. Ni en México ni en España hay nunca ausencia de talento. Tal vez habrá esa revoltura que provocan los movimientos culturales pero no hay carencia. Los países pueden estar cayéndose pero siempre habrá artistas haciendo su labor.

Zenet reúne, además, esa mezcla que tanto nos gusta y nos explica. Por ahí se perciben aromas del blues, del bolero, de la rumba flamenca. Todo bien articulado y acompañando esa personalísima voz de Toni Zenet.

Disfruten de esta pieza titulada un beso de esos. Cabe mencionar que esta versión la interpreta también  Raisa Burillo, una chica que hace versiones para sordomudos. Es interesante verla.

 


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

 

Orgullo

 Por Arturo Gamietea D.


¿Qué orgullo podría despertar “Sumario compendioso de las quentas de plata y oro que en los reinos de Perú son necesarias a los mercaderes y todo género tratantes y algunas reglas tocantes al Aritmética”?

¡Nada menos que ser el primer libro de matemáticas impreso en América! Efectivamente se hizo el tiro en la ciudad de México en 1556, muchas décadas antes de que cualquier otro se editara en lo que actualmente son los Estados Unidos.

En el año de 1556 corría la cuarta década después de la caída de Tenochtitlán, ya se había organizado el Virreinato de tal manera que se daban el “lujo” de tener imprenta, no sólo para difundir las noticias.

El autor de la obra de nombre tan largo fue el fraile llamado Juan Diez, quien acompañó a Hernán Cortés durante su campaña de conquista. La intención de Diez fue ayudar a quienes explotaban las minas de plata y oro en los virreinatos de México y Perú, puesto que no había un sistema de medidas apropiado y se necesitaba mucha labor para hacer equivalencias.

El libro no sólo incluye tablas para evitar cálculos, facilitar el trabajo y hacer operaciones comerciales rápidas, claras y justas; también consta de un apartado sobre ecuaciones cuadráticas, que aunque no tiene los méritos suficientes para estar en las páginas doradas de la historia de las matemáticas, si deja ver la importancia de la investigación básica.

El Dr. Marco Arturo Moreno del Instituto de Astronomía de la UNAM en Ensenada consiguió una de las cuatro copias que existen del libro en el mundo, con el afán de dar a los jóvenes un motivo de orgullo, una luz de esperanza; coordinó el  trabajo de “traducción” y análisis al que le dio una excelente presentación que ha editado esta misma universidad.

Sigue leyendo … »

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

Me acabo de enterar de la muerte de un músico mexicano llamado Salvador “El Negro” Ojeda.

Era un héroe de mil batallas. Sobrevivió a muchas escisiones, cambios y enfermedades.

Recuerdo que una vez participé en una colecta porque estaba muy enfermo. Esto ocurrió a mediados de los años 80, se recuperó y siguió hasta hoy, que ya tenía 80 años.

El negrito, como le decían sus cuates, entre los que no me encuentro, era un ser entrañable. Participó en distintas agrupaciones musicales aunque siempre fue independiente y tenía posiciones progresistas (cualquier cosa que quiera decir eso de progresista).

Una de sus últimas apariciones estelares fue en la película La Ley de Herodes de Luis Estrada. El Perrito Estrada nos presenta un burdelito muy jodido, de pueblo pobre, que regente una maravillosa Isela Vega. Ahí por toda animación un cantante ciego interpreta una canción de Marcial Alejandro. Es el Negrito Ojeda. Recomiendo la revisión de esa película hoy que ha muerto el Negro y que Luis Estrada puede ganar un premio Goya con su película El Infierno.

El paso del tiempo, y no otra cosa, fue lo que se llevó al Negro. Aquí dejamos constancia de la admiración que le teníamos. Para ello ponemos un trozo de una actuación en el Canal 22 de México.

Vale


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

el-roto-5feb2011.gif

Autor: El Roto

Medio: El País

Fecha de publicación: 5 de febrero de 2011

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

                                                                                                                          A Virtudes, con quien espero reconquistar la noche de  los jueves.

 

           

            Antes de convertirme en madre, cuando mi tiempo era mío y tenía el cuerpo descansado por dormir toda la noche de un tirón, acostumbraba yo a salir los jueves con mi amiga Virtudes. Daba igual que hiciese frío o calor, que lloviese o que hiciese viento. Los jueves por la noche eran de las dos. Paseábamos, íbamos de compras, charlábamos e íbamos a los bares a tomar cervezas. Los días en que hacía mal tiempo, había menos gente por las calles y por los establecimientos. Pero ella y yo éramos incondicionales. Desafiábamos a las adversidades climatológicas, a los cambios climáticos y a los tsunamis, de haberlos habido. Recuerdo un día en que hubo una tormenta eléctrica, se contaron más de mil rayos en pocos minutos. Esa noche era jueves y ni que decir tiene que vimos los rayos caer sobre la Bahía de Cádiz en vivo y en directo.

 

Soy de las que el día de los enamorados se lo trae al fresco, por decirlo de manera poco fina; vamos, que ni fu ni fa, y de las que piensan que es un invento del mercado para que nos lancemos a gastar dinero en busca del correspondiente regalito. Así que nunca lo he celebrado. Hace unos pocos años, el citado día coincidió en jueves, con lo que no hubo marido, novio ni amante alguno que me pudiese impedir salir con mi amiga. Y ni siquiera nos percatamos ninguna de las dos de que era el día de San Valentín, de los enamorados o, también llamado, del Corte Inglés. Simplemente, era jueves. Recuerdo que estuvimos en un centro comercial, de compras, y que luego, pronto (no somos muy de adquirir bienes y sí más bien de arrimarnos al sector servicios), nos encaminamos a por nuestra ansiada cerveza.

 Fuimos a un sitio al que habíamos ido en otras ocasiones. Ese día el bar estaba muy lleno, a nosotras nos extrañó, porque normalmente los jueves por la noche sólo nos solíamos tropezar a los recalcitrantes de la noche entre  los que, parece ser, nos encontrábamos nosotras.

  imagescatdk1vq.jpg                             (Imagen tomada de www.3xplod3.com)

Pero, como decía, esa noche estaba el bar sorprendentemente lleno. Y el ambiente era diferente. Cuando llegamos, el camarero nos encendió una vela que había en la mesa. El ambiente era cálido e íntimo; la música ambiental, el espacio a media luz, el crepitar de las velas, lo propiciaban.  Estaba muy distinto a como era habitualmente,  simplemente un bar de tapas.

 

-     Que raro está esto hoy, ¿no, quilla? ¿Qué pasará?

-     Pues no sé. Mira, fíjate, el camarero va a esa mesa con dos copas de champagne y con una rosa…

Sigue leyendo … »

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink