Me acabo de enterar de la muerte de un músico mexicano llamado Salvador “El Negro” Ojeda.

Era un héroe de mil batallas. Sobrevivió a muchas escisiones, cambios y enfermedades.

Recuerdo que una vez participé en una colecta porque estaba muy enfermo. Esto ocurrió a mediados de los años 80, se recuperó y siguió hasta hoy, que ya tenía 80 años.

El negrito, como le decían sus cuates, entre los que no me encuentro, era un ser entrañable. Participó en distintas agrupaciones musicales aunque siempre fue independiente y tenía posiciones progresistas (cualquier cosa que quiera decir eso de progresista).

Una de sus últimas apariciones estelares fue en la película La Ley de Herodes de Luis Estrada. El Perrito Estrada nos presenta un burdelito muy jodido, de pueblo pobre, que regente una maravillosa Isela Vega. Ahí por toda animación un cantante ciego interpreta una canción de Marcial Alejandro. Es el Negrito Ojeda. Recomiendo la revisión de esa película hoy que ha muerto el Negro y que Luis Estrada puede ganar un premio Goya con su película El Infierno.

El paso del tiempo, y no otra cosa, fue lo que se llevó al Negro. Aquí dejamos constancia de la admiración que le teníamos. Para ello ponemos un trozo de una actuación en el Canal 22 de México.

Vale


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image