Podría yo hacer el intento de quedar como alguien muy importante diciendo que desayuné con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pero a ese acto también asistieron otras 900 personas. Había ministros, empresarios, líderes sindicales y periodistas.
A pesar de que oficialmente no ha empezado la campaña, Zapatero ofreció una conferencia en un hotel de Madrid en la que habló de sus propuestas programáticas.
Con esto se inicia una ronda de encuentros con los líderes políticos. La próxima semana será el turno del conservador Mariano Rajoy.
En páginas anteriores se había anotado aquí el apodo que le pusieron a Zapatero por su manera tranquila de hacer la oposición. Bambi le llamaron de manera burlona. Hasta algunos miembros de su partido se referían a él con ese mote.
De pronto, eso cambió. Al enfrentar las tareas de gobierno, el Bambi se transformó de tal manera que encontramos en internet muestras de cómo la derecha lo percibía, o de la imagen que se quería enviar al electorado español.

Si quieres ver la transformación de Zapatero, pica en la imagen (Tomado de http://www.blogalaxia.com/busca/jose+luis/5)

Volvamos al desayuno.

Zapatero, como era de esperar, manejó un discurso triunfalista, metido de pleno en la campaña electoral.

La palabra que más empleó fue CREDIBILIDAD. Y la sustentó, mejor dicho, dijo tener esa credibilidad por haber cumplido las promesas que hizo durante la campaña que lo llevó a ser presidente de gobierno.

Abrió un arco entre su primera decisión importante, tomada el mismo día que accedió al poder, y fue la retirada de las tropas españolas de Irak, y la última que permite el aumento al salario mínimo interprofesional quedando en 600 euros al mes. En medio hay cosas como el reconocimiento de derechos de igualdad entre mujeres y hombres, matrimonio de personas del mismo sexo, atención a personas con dependencia, apoyo a la emancipación de los jóvenes con programas de vivienda y homologación de los derechos y prestaciones de los españoles en el exterior. También se aumento en un sorprendente 100% el gasto en I+D.

El acto fue convocado por una institución dedicada a temas de economía. Así que la mayor parte del tiempo Zapatero lo dedicó a tratar esos asuntos. Lo peor fue que también en el espacio para las preguntas la economía ocupó mucho espacio.

Aunque se debe señalar que según Zapatero la economía será uno de los grandes temas de la campaña. No es difícil que eso suceda pues hay signos de cierto parón en la economía española. Como es lógico, la derecha y toda la oposición aprovechará cualquier tema para atacar al gobierno. Así que ya suenan los cuestionamientos a la política económica del gobierno.
Zapatero lo toma con humor pues asegura que le parece muy bien que la derecha descubra la importancia de la economía a estas alturas de la legislatura, mientras que el gobierno lleva ese tiempo aplicando una política económica de éxito.

Para Zapatero, todos esos logros alcanzados hacen que el Partido Socialista tenga “un importante depósito de credibilidad”.

Presume de superávit en las cuentas públicas.

Así que se siente con respaldo para proponer cosas en su campaña. En su esquema, ofrece, además de la credibilidad, capacidad de gestión.

Hizo un repaso a las diferencias entre la de España de 2004 y la de 2008.

Aseguró que el paro (desempleo) se encuentra en su nivel más bajo en 30 años.
Para resumir, según el presidente de gobierno, España ha crecido, repartido y ahorrado.

Reconoce, no obstante, que recibió una herencia aceptable del gobierno de Aznar en materia económica.

Por muy presidente de gobierno que sea, no puede negar que el sector de la construcción, motor de la economía en los últimos años, pasa por un mal momento. Se supone que intentará reactivarlo con su plan de vivienda para jóvenes pero eso suena más a un brindis al sol que a una propuesta viable. Entre otras cosas porque implica, además de una cuantiosa inversión, el consenso con las distintas administraciones que atraviesan este país. Y que pueden ser de partidos distintos, con agendas distintas.

Zapatero trasuda optimismo. Empela frases como “soy incompatible con el catastrofismo”, “el pesimismo sólo conduce al fracaso”, “ahora España es un país que cuenta” y “salgo a ganar las elecciones con claridad”.

Preguntas

Ante la subida del precio del petróleo (falto decir y la mala relación con Venezuela) le preguntaron si España empleará más energía nuclear. El presidente dijo que se no ampliará el uso de ese tipo de energía. Así que se realizará un gran esfuerzo en el uso de energías alternativas, en su investigación y desarrollo, intentando que sean energías renovables.

Otra pregunta fue sobre si existen planes para dialogar con ETA. Zapatero fue tajante. No hay nada de eso y aseguró que empleará el mismo empeño que puso en el frustrado dialogo, ahora en la detención de los miembros de ETA. Utilizará toda la fuerza del Estado para acabar con el terrorismo y buscará el consenso con todas las fuerzas políticas españolas para respalden esas iniciativas.

Una de los temas que todo el mundo esperaba era el de la supuesta mala relación del gobierno con la iglesia católica. Cuando se le preguntó sobre el particular, Zapatero pareciera que lo esperaba. Dijo que el Nuncio se encontraba en la sala, lo saludó y soltó varias cosas. No hay ofensiva del gobierno contra la iglesia. Aseguró que no había mala relación con la iglesia pero que en estas fechas navideñas, época de buenos deseos, de no son de recibo esos ataques que hicieron algunos obispos faltando a la verdad (ataque a los derechos humanos, disolver la democracia, etc.). Al nuncio le dejó claro que cada uno debe estar en su sitio.

Se me alarga esto y debo concluirlo. Creo que Zapatero ha crecido mucho. No digo que enseñe los dientes o que haya enloquecido como Jack Torrance (en la piel del maravilloso Jack Nicholson) personaje de El Resplandor con el que lo comparan. Pero si ha madurado, se ha endurecido pero sin perder su talante negociador.

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

Una opinión en “Desayuno con Zapatero”
  1. eva dijo:

    La política trae suerte (evolución) se supone pero trae suerte la evolución así al hombre como tal arma o trae suerte la matemática no sistémica la matemática de la política no ecónomica y descubridora = = =

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image