El grandioso Juan Luis Guerra nos aporta material para el presente. Su obra, que no está suficientemente valorada, es muy interesante.

Cierto es que pasó por un periodo algo mistico, que poco aportó a su desarrollo creativo, pero en el camino ha dejado piezas de gran calidad.

El costo de la vida sube otra vez
el peso que baja, ya ni se ve
y las habichuelas no se pueden comer
ni una libra de arroz, ni una cuarta de café
a nadie le importa qué piensa usted
será porque aquí no hablamos inglés

También le ocurre que por desarrollar su obra en un tipo de música, no se le otorga la posibilidad de la calidad literaria o simplemente, se lo confiere siempre la frivolidad fiestera.

Ay, ki-iki-iki
eh, ya ves, ay ki-iki-é
y ahora el desempleo
eh, ya ves, me mordió también
a nadie le importa, no
eh, ya ves, pues no hablamos inglés
ni a la Mitsubishi
eh, ya ves, ni a la Chevrolet

Sin embargo, sin ser un militante de izquierdas o proponer un cambio radical por vias extremas, si que denuncia la situación de las cosas. Encima nos hace bailar con nuestras miserias pero provocando la reflexión. Cuando menos eso es lo que espero que suceda.

La corrupción pa-arriba
eh, ya ves, pa-rriba tú ves
y el peso que baja
eh, ya ves, pobre ni se ve
y la delincuencia
eh, ya ves, me pilló esta vez
aquí no se cura
eh, ya ves, ni un callo en el pie


 

Esta pieza, aparecida en 1992, habla de algo que nos afecta en la actualidad.  ¿Es profeta Juan Luis Guerra o las crisis económicas son permanentes en América Latina?

También se debe destacar la realización del vídeo. Con algún toque cinametográfico, el vídeo (o video) es el telediario que todos podemos ver en nuestras casas y en nuestros países.


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image