De regreso a Madrid se me ocurrió que valdría la pena comentar algunas cosas vistas en las semanas que pasé en mi pueblo, la Muy Noble y Muy Leal (a sí misma) Ciudad de México. Van los temas mezcladitos y breves para no aburrir al personal.

El tránsito de coches está del carajo. Desde el avión, llegué de noche, pude ver el gran tamaño de la ciudad y esas lucecitas que se mueven lentamente. Es impresionante la cantidad de coches que circulan, los atascos están a la orden del día. Da la impresión de que la gente ya se acostumbró al lento avanzar. Es como si se hubieran dado cuenta de que no vale la pena estresarse por algo que es inevitable. De manera que se toman las cosas con calma. Claro que uno llega a tarde a la citas pero eso parece que también entra en los condicionamientos sociales. Junto con otros aspectos, esto del parsimonioso tráfico de coches acaba siendo un peaje que los ciudadanos deben pagar a la ciudad por vivir en ella.

embotellamiento-vehicular-tlalpan-370x270.jpg

Imagen tomada de esmas.com

Descubrí un gran invento: el Metrobus. Es un autobús que recorre grandes distancias con pocas paradas y un carril exclusivo. La mayor parte del tiempo va por la Avenida de Los Insurgentes, de complicado transitar. Cierto es que tiene algunas incomodidades, apretones y pocas paradas, pero ofrece un buen servicio. Debe anotarse aquí que se reportan accidentes por las nuevas disposiciones de tráfico al entrar en servicio nuevas líneas del Metrobus. Pero dentro de poco tiempo la gente se acostumbrará a medidas algo extrañas, por ejemplo una calle puede cambiar de sentido según la hora del día, y no habrá más accidentes de los habituales en una gran ciudad.

La violencia se percibe como algo ajeno. Me resultó extraño que dos personas de ámbitos totalmente distintos me preguntaran lo mismo: ¿no te asusta vivir en España con los atentados de ETA?                                                                                              No tengo el dato de los atentados que hay aquí en un año pero queda claro que en México hay muchos más muertos por hechos violentos. Lamentablemente la gente va tomando eso como algo natural, con lo que hay que vivir.  Y como los medios de comunicación electrónicos mexicanos le dan mucho vuelo a las noticias de atentados en España, pareciera que es terrible la situación aquí. Desde luego que no lo es. El riesgo de sufrir un hecho violento es infinitamente mayor en México que aquí. Pero eso parece que la gente no lo percibe. Sobre este punto hay más cosas que comentar, por hoy sólo lo dejo apuntado.

La Campaña Electoral promete ser intensa. Las elecciones, en las que se cambia toda la cámara de diputados pero no el gobierno, se celebrarán el 6 de julio y los partidos se encuentran inmersos en procesos internos de selección de candidatos. Unos lo hacen por elecciones primarias y otros por designación directa. En estricto sentido las elecciones primarias deberían ser la mejor manera de contar con el candidato elegido más democráticamente. Sin embargo, algo pasa que las primarias pueden resultar contraproducentes y pueden desgarrar al partido en lugar de cohesionarlo. No siempre sucede esto y no es exclusivo de México. Recuérdese el daño que lo hizo a Obama la lucha con Hilaria Clinton. Volveremos a estos temas más adelante.

 

 

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

2 Opiniones en “Estampas chilangas: de dulce, de chile y de manteca”
  1. Pedro Díaz dijo:

    Vaya no sabía que andabas por estas tierras. Bueno ojalá pudieras comentar ampliamente las elecciones en Galicia y Pais Vasco, hay alguna que otra situación interesante. E n relación a lo de las elecciones en México me parece que seguimos en un gran atoradero por que realmente el trabajo legislativo deja mucho que desear y no contribuye en nada positivo, eso si, los diputados se despachan con la cuchara grande. Te mande otros comentarios. Gracias.

  2. Francisco dijo:

    Carnal: una pena no habernos visto. No me diste tu teléfono o las fechas para buscarnos. Dale una mirada al blog para checar lo nuevo de las reseñas de la prensa autoctona.
    A ver que te parecen

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image