En días pasados los queridos amigos Irma Sandoval y John Ackerman publicaron en un periódico de EEUU, el Chicago Tribune, un interesante artículo sobre la visita de Calderón a Obama. Generosamente accedieron a que pudiéramos subir aquí el mismo texto tanto en castellano como en inglés. A continuación podremos leer íntegros los textos, que incluyen un brevísimo currículo de los autores, y mañana incorporaré mis comentarios al respecto y con respeto.  También aparece la referencia hemerográfica.

Va primero en castellano y después la versión en inglés. Tal vez debería ser al revés pues el texto fue escrito originalmente en el idioma de Oscar Wilde pero a efectos prácticos lo colocamos en nuestro idioma. Sale

                                                       Una visita que Obama debió eludir

Por Irma E. Sandoval y John M. Ackerman*

Publicado el 14 de enero de 2009 en el Chicago Tribune

 

Barack Obama cometió un error al iniciar su diálogo con América Latina en un encuentro el pasado lunes con el presidente de México Felipe Calderón. El presidente electo de Estados Unidos pudo escoger un líder más creativo como Luiz Inacio Lula da Silva de Brasil, Michelle Bachelet en Chile o Cristina Kirchner de Argentina.

 int436295ch_1.jpg

(imagen tomada de  diario.com.mx)

Durante sus ya dos años el cargo, Calderón ha conducido al país al borde del despeñadero. La economía mexicana está en peores condiciones que la economía estadounidense, en 2008 ocurrieron más de 5000 asesinatos y 4000 secuestros; y para colmo la situación política es altamente explosiva. Pero Calderón ha preferido esconderse detrás de los uniformes militares, el fundamentalismo religioso y mayores niveles de privatización en lugar de atreverse a tomar el toro por los cuernos y resolver los problemas de raíz.

México enfrenta una triple crisis: que involucra los planos económico, político y de seguridad pública. Calderón ha enviado a los militares a las calles con la encomienda de intimidar y encarcelar a los narcotraficantes. Pero esta estrategia ha demostrado ser nada efectivo  porque no ha estado respaldada por un sofisticado cuerpo de inteligencia, ni una planeación de largo plazo. Además resulta que muchos de los policías que luchan contra los capos del narco han resultado estar completamente coludidos con los propios criminales.

Calderón también ha fracasado en la economía. El problema fundamental de México es su falta de competitividad y una concentración insultantes de la riqueza. México es el país de Carlos Slim, la persona más rica del mundo y también alberga a 40 millones de personas que subsisten con menos de un dólar al día. Las agencias reguladoras de México son famosas por su pasividad e inoperancia. Y aún así el nuevo plan “anti crisis” de Calderón busca aliviar al rico en lugar de implementar una red de seguridad social para el pobre o al menos buscar la mejora de las condiciones de competencia en el mercado.

El presidente también ha fallado en el ámbito político. En lugar de posicionar a expertos y conocedores en los altos cargos gubernamentales, ha ido llenando su gabinete de políticos inexperimentados e incondicionales. México consistentemente ha venido recibiendo pésimas calificaciones en materia de combate a la corrupción por parte de organizaciones internacionales tales como Transparencia Internacional, el Banco Mundial y Global Integrity.

Calderón desesperadamente necesita el reconocimiento internacional que lo ayude a compensar su falta de popularidad en lo doméstico. Así que aunque Obama crea que con la  reunión con Calderón está dando una muestra de buena voluntad a Latinoamérica, en realidad lo que está haciendo es darle apoyo a un gobierno en bancarrota política.

*John M. Ackerman es profesor -investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y columnista de la Revista Proceso y el periódico La Jornada. Irma E. Sandoval es profesora-investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales donde coordina el Laboratorio de Documentación  y Análisis de la Corrupción la Transparencia en la UNAM.

Artículo original disponible en:www.chicagotribune.com/news/nationworld/chi-oped0114mexicojan14,0,4021007.story


January 14, 2009
The Chicago Tribune
A visit Obama should have skipped

By John M. Ackerman and Irma E. Sandoval

 

Barack Obama has made the wrong choice by beginning his dialogue with Latin America in a meeting Monday with Mexico’s President  Felipe Calderon. He should have chosen a more creative leader, like Luiz Inacio Lula da Silva of Brazil, Michelle Bachelet of Chile or Cristina Kirchner of Argentina.

During his two years in office, Calderon has driven his country into a brick wall. The Mexican economy is doing worse than the U.S., there were more than 5,000 assassinations and 400 kidnappings there in 2008 and the political situation is explosive. Calderon has preferred to hide behind military posturing, religious fundamentalism and unthinking deregulation instead of resolving problems at their roots.

Mexico confronts a triple crisis in its economy, its politics and its public security. Calderon has sent the military into the streets with the mission of intimidating and jailing drug kingpins. This approach has been completely ineffective because it has not been backed by sophisticated intelligence or long-range planning. In addition, many of the anti-crime officials have turned out to be in the pockets of the criminals.


69d67cc1491c657b351b4e1a72a4.jpg

(imagen tomada de http://noticias.prodigy.msn.com)

Calderon has also been ineffective on the economy. Mexico’s basic problems are its lack of competition and its extreme concentration of wealth. The country is the home of Carlos Slim, the richest person in the world, and more than 40 million people who live on less than $1 a day. Mexico’s regulatory bodies are infamous for their passivity and ineffectiveness. But Calderon’s new “stimulus plan” aims to help the wealthy instead of creating a safety net for the poor or improving competition in the marketplace.

He has also failed in the political realm. Instead of selecting leading experts to take charge of key government offices, he filled his Cabinet with inexperienced political loyalists. Mexico consistently receives failing corruption scores from international organizations such as Transparency International, the World Bank and Global Integrity.

Calderon is desperate for international recognition to compensate for his failing domestic popularity. While Obama may believe that he is signaling an interest in Latin America by meeting with Calderon, he is actually lending support to a politically bankrupt administration.

John M. Ackerman is a professor at the Institute for Legal Research of the National Autonomous University of Mexico and a columnist for Proceso magazine and La Jornada newspaper. Irma E. Sandoval is professor and director of the Laboratory for the Documentation and Analysis of Corruption and Transparency at the National Autonomous University of Mexico.

Article available at: www.chicagotribune.com/news/nationworld/chi-oped0114mexicojan14,0,4021007.story

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image