No conozco a nadie que si pudiera votar en las elecciones presidenciales de EEUU, no lo hiciese por Barack Obama. Resulta difícil abrazar la causa de McCain. La pesada carga que Bush deja a su candidato puede ser definitiva para evitar que alce el vuelo.

barack-obama.jpg

Pero vamos por partes.

Por un lado existe la herencia de una gestión llena de errores y horrores. En clave exterior el desprestigio de EEUU es patente, aunque no me queda claro que eso del prestigio les importe mucho a los propios norteamericanos. Las torpes, ilegales e inmorales acciones de guerra dejan en mal estado al gobierno de Bush. Se recordará que se tomaron decisiones importantes, como iniciar la guerra contra Irak, basándose en mentiras. Aquellas historias de que Sadam tenía armas de destrucción masiva. Además, a EEUU no dejan de llegar cadáveres de jóvenes norteamericanos que murieron en esa guerra injusta. Pero no me quiero desviar, sigo a lo que iba.

El otro tema que deja mal al partido republicano es la situación económica. La mentada crisis, que es una verdadera mentada, merma las posibilidades de McCain.

A esto habrá que agregar los errores del propio McCain en su campaña. Uno muy importante es haber elegido a Sarah Palin como compañera de fórmula. Otro, que le pesará mucho a la larga, es que una de las líneas de ataque a su adversario es, enobama6-full.jpg resumen, intentar relacionarle con el terrorismo. Siguiendo esa posibilidad estaríamos casi como lo que sucede en la serie de televisión 24. A veces uno piensa que existe un maridaje entre los políticos y el cine y la televisión. Unos se copian a otros sin parar.

 

Por otra parte, el Partido Demócrata presenta a Barack Obama. Al parecer es una persona brillante, con un discurso que impacta en el personal. Yo no tengo el gusto, sólo cuento lo que he leído. Tengo la impresión de que desde fuera lo vemos con cierta simpatía por el simple hecho de ser negro. Seguimos sus peripecias en su enfrentamiento con Hilary Clinton por la candidatura del Partido Demócrata y todo parece indicar que ganará las elecciones del 4 de noviembre.

Será un hito en la historia de EEUU. Un ciudadano negro será presidente por primera vez. Eso está muy bien, en un lugar en el que presume de que es la tierra de las posibilidades. Sin embargo, me gustaría llamar la atención en algo que sugerí más arriba.

Tiene mucho mérito que Obama sea presidente de EEUU pero no por ser negro será buen presidente, ni necesariamente buen gestor ni aplicará políticas progresistas. Tampoco estamos seguros de que EEUU cambie de actitud frente al tercer mundo ni en su política exterior en general. No debemos olvidar que los dos ciudadanos de raza negra que más alto han llegado en la política de EEUU, son la terrible Condoleezza Rice y el general Collin Powel.

 obama_amlat.jpg

Me faltan las claves de la política interna de EEUU. Y eso me impide entender y analizar correctamente este proceso. Por ejemplo, si uno se queda con la información que nos venden los grandes medios de comunicación de lo que sucede internamente en EEUU, nos resultaría imposible entender que gobierne Bush o que McCain todavía tenga esperanzas de ganar.

Queda claro que la inteligencia, artistas e intelectuales apoyan a Obama. Pero eso puede no ser trascendente porque hemos conocido a otros candidatos que en su momento contaron con el apoyo público de personajes relevantes y de poco les sirvió.

¿Qué opinan los lectores del chilango? ¿Le concedemos el beneficio de la duda a Obama?

Yo creo que gane quien gane la cosa seguirá más o menos igual. Tal vez surjan algunos matices positivos, sobre todo al principio, si gana Obama. Pero me temo que en poco tiempo acabará respondiendo a los intereses de siempre.

Eso o pueden prescindir de  él.

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image