Uno puede tener aspiraciones de todo tipo, pero al conocer a Ana Belén se desvanecen esas pretensiones. Ella puede ser casi todo lo que uno desea.

Es belleza, talento, compromiso, inteligencia, erotismo, simpatía y mejor no sigo porque corro el peligro de trivializar estas líneas.

Creo que Ana Belén no es suficientemente conocida en México. El gran público le recuerda por la pegadiza, y no mala canción, La Puerta de Alcalá y poco más. Tiene una larga trayectoria como actriz y cantante.

De origen humilde, fue niña prodigio del espectáculo y supo superar ese trauma que les queda a los niños artistas. Un ejemplo del mal que se le puede hacer a un niño robándole la infancia es el pobre Joselito, que va dando tumbos por la vida incluidas entradas a la cárcel por tráfico de drogas. Aquí viene bien recordar una rola que interpreta Ana Belén (El autor es un tal Víctor Manuel):

No seré nunca un juguete roto

no estaré arriba de cualquier modo

en mi trabajo no uso los codos

con lo que tengo me basto y sobro….

Joselito es un juguete roto. Volvamos a la musa.

fedra.jpg

Fotografía de un cartel promocional de la obra de teatro FREDA.

Ana Belén ha hecho más de 40 películas, 20 obras de teatro (con no pocos títulos clásicos) y tiene 37 discos grabados. Hizo varias series de televisión, una de ellas fue Fortuna y Jacinta, basada, claro está, en la obra de don Benito Pérez Galdós, que alcanzó gran audiencia en España y en otros países europeos. Desde luego que ha realizado innumerables giras y conciertos. Por su labor ha recibido multitud de premios. Es impresionante su currículo.

Durante muchos años fue militante del Partido Comunista Español. En las pasadas elecciones estuvo entre los artistas que apoyaron a José Luis Rodríguez Zapatero.

Lamentablemente se encuentra casada desde hace 30 años con el cantautor Víctor Manuel.

Además, es valiente a la hora de asumir riesgos en sus trabajos. Uno de ellos, y que celebramos sus admiradores, fue la película “La Pasión Turca” en la que representa a una aburrida ciudadana española que encuentra la pasión en un viaje de turismo por Turquía. El erotismo derrochado por Ana Belén en esa película es perturbador.

También introdujo en España canciones latinoamericanas como La Muralla, Me matan si no trabajo, Que será y otras. Tiene varias canciones basadas en poemas de Nicolás Guillén.

Vale la pena anotar aquí su poderosa versión de una canción de Billy Joel, El hombre del piano.

A finales de los ochenta la vi en un concierto celebrado en un importante teatro de Madrid, el Teatro Español. Ella sola con sus canciones lo llenaba todo. Parte del espectáculo era que en ningún momento abandonaba el escenario. Se cambiaba de ropa, bebía agua, se preparaba para la siguiente canción, todo delante del público. No sé si fue una memorable actuación o es la fascinación que me produce pero aquel concierto me dejó huella.

A continuación la podemos disfrutar en un trocito de la película La Corte del Faraón. Hay muchos temas suyos que se podrían incorporar aquí, canciones de otro tipo, pero en este trozo se puede ver a una Ana Belén maravillosa, sensual, graciosa, coqueta, seductora.

La película fue dirigida en 1985 por José Luis García Sánchez con un guión del recientemente fallecido Rafael Azcona.


Ahora cada quien que decida si busca más canciones de esta maravillosa mujer.

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image