El PSOE y su candidato José Luis Rodríguez Zapatero, se encuentran en una fase del mayor interés para el desarrollo de su futuro gobierno. El pasado 9 de marzo ganaron las elecciones y ahora deben hacer pactos y acuerdos con otros partidos que les permitan gobernar.

Dado el sistema electoral español y tomando en cuenta que las urnas no le dieron al PSOE la mayoría absoluta de los escaños en la Cámara de Diputados, ahora ese partido debe buscar el apoyo del resto de formaciones políticas que pudieran darle los votos necesarios para alcanzar esa mayoría. Es en la Cámara de diputados el lugar en el que se designa al próximo presidente de gobierno. Y se hace mediante una votación.

La cifra mágica es de 176 diputados. El PSOE tiene 169, así que debe convencer a otros para que le acompañen en esa votación. Las variantes posibles son amplias. Van desde un apoyo puntual de esos 7 diputados hasta grandes pactos de gobierno. La primera opción obligaría al gobierno a pactar cada propuesta que haga en la cámara. En la segunda opción podría implicar que un miembro de otro partido fuese ministro.

Es más, pudiera ser que aun ganando las elecciones el PSOE no gobernara. Eso ocurriría si el Partido Popular lograra convencer al resto de partidos políticos del Estado español para que le apoyaran. Sin embargo, es prácticamente imposible pues el PP cerró todas sus posibilidades al hacer críticas extremas a los partidos nacionalistas. Lo anoto como una posibilidad, remota pero existente.

En el cartón se puede ver a Zapatero negociando con un catalán y con un vasco.

24-marzo-08blog.jpg

Autor: Manel

Medio: Diario Público

Fecha: 24 de marzo

Título: Olor a negociación

Por otra parte, y junto con pegado a lo anterior, Rodríguez Zapatero está diseñando su gabinete. Salen unos ministros, entran otros. Repiten los dos vicepresidentes: María Teresa Fernández de la Vega (temas políticos) y Pedro Solbes (economía). El ministro de Defensa pasa a ser portavoz del PSOE en la Cámara de diputados. Y se sabe poco más. Zapatero debe esperar a que prosperen las pláticas con los partidos por si se plantea la posibilidad de que alguno reclamara una cartera en su gabinete, como lo comenta Manel en su cartón. Previo acuerdo de gobierno amplio, muy amplio.

Por su lado el PP también se mueve por dentro. El fuego purificador de las urnas parece que logró su cometido de limpiador y permitirá a Rajoy tener el mando pleno dentro del partido. De momento Eduardo Zaplana, uno de los personeros de José María Aznar, ha sido apartado de su función de portavoz del PP en el Congreso. Es de suponer que los cambios serán importantes. Tal vez el PP se moverá un poco hacia el centro.

Cabe mencionar que Aznar acaba de declarar que sigue pensando lo mismo en el tema de la guerra de Irak. Según él la vida en Irak es mejor ahora, con las cifras de muertos aumentando cada día, que antes de que Bush tomara la decisión de invadir. Aznar y los duros del PP pueden tener los días contados. Cuando menos por un periodo, que esperemos que sea largo.

En resumen, vivimos una etapa de incertidumbre en la que pueden ocurrir cosas extrañas. Recuerdo que Aznar pasó por unos momentos así. La primera vez que ganó las elecciones tuvo que pactar con los nacionalistas. Y para caerles bien a los catalanes, se atrevió a decir en una entrevista que él hablaba catalán en la intimidad.

Esperemos que José Luis Rodríguez Zapatero, quien es menos estrambótico, alcance acuerdos sin tantos aspavientos. Viendo la manera de comportarse de algunos políticos, uno puede pensar que, a veces, los problemas parecen más de estética que de ética.

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (No hay votos todavía)
Loading ... Loading ...

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image