Acabamos de tener elecciones en España, así que toca hablar de política. Y no es que a mí me guste; reconozco que hace años que dejó de interesarme tal y como se vive hoy día, esa política de escenario, con asesores de imagen y consejeros de discursos, en la que el color de una corbata o una metáfora impactante importan más que las ideas, que apenas se adivinan al fondo, muy en el fondo, y lo único que parece importante es alcanzar el poder, a toda costa, como fin en sí mismo.

Tal vez sea un síntoma de que me estoy haciendo mayor, pero echo de menos aquellos tiempos en que la democracia española era una niña (y no la niña de Rajoy, no confundamos, quien por obra y gracia de los adelantos actuales también lo es de Obama), y a las cosas se las llamaba por su nombre. Sabíamos de qué pie cojeaba cada uno, el zurdo y el diestro. Los de izquierdas no tenían complejo de autodenominarse comunistas (los que lo eran) y los de derechas no ocultaban su discurso clasista, retrógrado, heredero del antiguo régimen, el de Franco (hoy día tampoco es que se corten mucho, la verdad, pero maquillan su lenguaje y lo transforman en algo más “políticamente correcto”).

blogchavesyy91.jpg

(en la imagen, tomada de norteysur.wordpress.com, aparecen el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Presidente de la Comunidad Andaluza, Manuel Chaves. Ambos pertenecen al mismo partido, PSOE)

En mi tierra, Andalucía, además de las elecciones generales, también hemos tenido las autonómicas, regionales. Como indicaban todos los pronósticos ha vuelto a ganar Manuel Chaves, el candidato del Partido Socialista Obrero Español. Este partido lleva veinticinco años detentando el gobierno de Andalucía, de los cuales, dieciocho con Chaves a la cabeza –perdóneme, Sr. Chaves, lo de la cabeza había que decirlo y de verdad que no he querido hacer alusión alguna al tamaño de la suya-. Además de porque no hay una buena alternativa, creo sinceramente que Andalucía es socialista, por eso este partido vuelve a salir una y otra vez.

Por otra parte, Andalucía se ha desmarcado de la bajada brutal de Izquierda Unida sufrida en toda España a consecuencia del trastorno bipolar (bipartidismo), manteniendo esta formación los mismos escaños que tenía en la Comunidad. En una región pobre como la andaluza, la derecha se ha asociado tradicionalmente a los terratenientes, a los señoritos a caballo, a los patrones.

 

No obstante, hay que decir que últimamente está subiendo mucho el voto al partido político que aglutina a la derecha, el Partido Popular. Éste ha absorbido los cinco únicos diputados que tenía la Coalición Andalucista, organización de corte nacionalista (lógico que desaparezca en una tierra en que no se es nacionalista… era cuestión de tiempo), formada por el Partido Andalucista y el Partido Socialista Andaluz (el primero de ellos de tendencia conservadora en la práctica). El Partido Popular también ha captado a los votantes descontentos del PSOE, sumándose también los cinco escaños que ha perdido la formación socialista.

 

La tendencia de izquierdas de Andalucía explica que el PSOE lleve gobernando veinticinco años. Pero, ¿qué está ocurriendo para que esté subiendo la derecha en una región de agricultores, pescadores y clase trabajadora? No soy analista política, de hecho la política me parece bastante complicada, como a la gran mayoría de los ciudadanos. Si la vida en general es difícil de entender, la vida política es para especialistas. Pasa como con la familia. Para todos la familia es algo grande, importantísimo, crucial en nuestras vidas… pero cuando de lo que se habla es de familia “política” la cosa cambia, ¿o no?

 

Pero yo apostaría a que el ascenso de la derecha se debe, además de al desgaste que producen veinticinco años de gobierno de la misma tendencia, a que la comunidad ha prosperado bastante en ese tiempo, en todos los aspectos. Tal vez eso haga que la gente se vuelva más conservadora, porque ahora tiene más cosas que conservar. Y de todos es sabido lo mucho que incide eso en la memoria… Que pena, ¿no?

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Una opinión en “ELECCIONES ANDALUZAS”
  1. Lola gaditana dijo:

    Ana gaditana me parece que haces un análisis muy interesante y estoy bastante de acuerdo con tus opiniones. Creo que no es sano para nuestra aún joven democracia que haya, en la práctica, únicamente dos partidos en la arena política española (y eso que, personalmente, estoy satisfecha con los resultados de las elecciones). Pienso que hay lugar y espacio ideológico para otras formaciones políticas. Ojalá “el miedo al otro” no vuelva a condicionar el voto (“útil”) en las elecciones. Pero los resultados también reflejan el desencanto de los votantes ante las luchas intestinas (muchas veces referidas a lo que parecen “matices metafísicos”) dentro de los partidos políticos, las escisiones y subdivisiones, las diferentes corrientes, el constante medrar por el liderazgo…. De esta manera, quizá partidos como Izquierda Unida hubiesen podido evitar el descalabro…
    Otro día nos hablas sobre la Ley electoral ¿no? :-)
    Enhorabuena y hasta pronto.

Escribe tu opinión

*
To prove that you're not a bot, enter this code
Anti-Spam Image