Hemeroteca la Seccion 07. Música en Videos

*Aclaración pertinente. Por alguna razón técnica no se pueden subir vídeos o videos aquí. En lo que reparamos esto, se van las colaboraciones sin fotos ni videos, o vídeos.  

 

Noches Sabineras

Un amigo había anunciado que participaría en las Noches Sabineras. Después de algunos fallidos intentos, por fin acudimos a verle este fin de semana. Hacía un frío terrible, con lluvia y un viento que se clavaba en la cara de los entusiastas que hacíamos fila fuera de la Sala Galileo, local en el que se celebraría tan magno acontecimiento.

Explico que son las Noches Sabineras.

Para la gran cantidad de admiradores de Joaquín, creo que ahora son más en México o Argentina que en España, es una oportunidad de estar cerca del maestro de Jaén. El concierto está dividido en dos partes. En la primera, los músicos que habitualmente acompañan a Sabina, encabezados por los históricos Pancho Varona y Antonio García de Diego, tocan algunas canciones en las que participaron como autores. En la segunda, le dan chance al público de subirse al escenario a cantar (en algunos casos eso de cantar es un decir). Durante todo el concierto se interpretan canciones de Sabina. A decir de Pancho Varona, se trata de un karaoke sabinero.

Es emocionante asistir a una cosa de estas. Los músicos son muy buenos, sobre todo Antonio García de Diego, de manera que la música es de calidad. Si a eso le agregamos letras sabineras y toda la carga afectiva que uno tiene en esas rolas, entonces resulta una noche redonda. Además, habría que agregarle la tensión de ver que los valientes que se suben a cantar desafinan o no.

Me jacto, jactancioso que soy, de haber sido uno de los que llevaron la palabra revelada, en forma de canciones de Sabina, a México. En el año 86 mi mujer me hizo escucharle por primera vez. Tiempo después, en una fiesta familiar en casa de mi amigo Rubén Navarro, allá en Iztacalco, en la Muy Noble Ciudad de México, yo ya con unos tragos encima, me empeñé en que se escuchara a Sabina. Puse una cinta y disfruté como loco aunque era poco apropiada esa música para aquella fiesta.

A pesar de que en la actualidad, Joaquín Sabina no es un artista que, en España, pudiese llenar un estadio, los boletos para asistir a la Noche Salinera se agotan. Y no son baratos.

Había todo tipo de público, desde el más veterano, hasta los jóvenes imberbes. Había hasta unos paisanos pasados de copas y de lanza, gritando absurdamente casi para darse a notar. Ni modin.

Desde luego que el espectáculo lo tienen diseñado para rescatar a los desentonados, olvidadizos de letras y nerviosos.

Creo que Joaquín Sabina es un gran poeta. Sus letras están muy bien hechas. No sólo es que sean poesía, o que sus temas sean interesantes, además tienen el oficio de alguien que sabe escribir. No es gratuito que Sabina encuentre continuamente afortunadas rimas.  Otro día contaremos más cosas de Sabina.

 

 

Acabo de descubrir que las Noches Sabineras es un programa exitoso, que lleva años funcionando y no sólo en Madrid. En la web de Sabina se informa que en febrero harán Noches Sabineras en México. En concreto en el Lunario el 7 de febrero.

 

Por cierto que mi amigo se rajó, dijo no estar preparado y pospuso su actuación para otro día. Bueno, no importa, le tocó pagar los tragos y descubrí las Noches Sabineras.

 

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

 La Canalla

Aquí tenemos otra muestra de la riqueza cultural española y, a la vez, de la mezcla en la que vivimos. La Canalla es grupo español, en concreto de Andalucía, que hace canciones de la llamada copla española pero con letras actuales. Echa mano de ritmos de aquí y de acullá.

La canción que se puede ver y escuchar más abajo viene en el disco titulado “Flores y malas hierbas”.

Elegí un tango en cuya introducción el Chipirón, Antonio Romera -líder del grupo-, suelta la siguiente frase…

 

“No me quieras tanto,

quiéreme un poquito menos pero

quiéreme mejor”.

 

Es un desgarrador tango del abandono no exento de humor:

“Hace que no como bien más de un mes

Desde que vino mi madre cargadita de tupperware”

 

También puede ser un pelín machista:

“Si yo me tiro al tren

Ella se tira… al maquinista”

 

Habrá que seguirles la pista. De momento divierte y emociona.

Es un gran hallazgo.


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

Como dicen en los espectáculos gringos:

Damas y caballeros con ustedes…

¡El gran Zenet!

 Y es que Tony Zenet es un gran descubrimiento.

Pelín canalla, pelín poeta Zenet es de Málaga, se le nota en el acento, y vive hace tiempo en Madrid. Con su típico sombrerito recuerda a ratos a Sinatra, sin tener la voz de La Voz,  logra con sus canciones, que tienen letras del poeta Javier Laguna, provocar evocaciones manifiestas.

Se dice que nuestros países están en crisis. Y es verdad, no se puede negar. Y menos en España con altos índices de desempleo, llamado aquí  “Paro”. Pero esa crisis no es de talentos, de creatividad. Ni en México ni en España hay nunca ausencia de talento. Tal vez habrá esa revoltura que provocan los movimientos culturales pero no hay carencia. Los países pueden estar cayéndose pero siempre habrá artistas haciendo su labor.

Zenet reúne, además, esa mezcla que tanto nos gusta y nos explica. Por ahí se perciben aromas del blues, del bolero, de la rumba flamenca. Todo bien articulado y acompañando esa personalísima voz de Toni Zenet.

Disfruten de esta pieza titulada un beso de esos. Cabe mencionar que esta versión la interpreta también  Raisa Burillo, una chica que hace versiones para sordomudos. Es interesante verla.

 


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

Me acabo de enterar de la muerte de un músico mexicano llamado Salvador “El Negro” Ojeda.

Era un héroe de mil batallas. Sobrevivió a muchas escisiones, cambios y enfermedades.

Recuerdo que una vez participé en una colecta porque estaba muy enfermo. Esto ocurrió a mediados de los años 80, se recuperó y siguió hasta hoy, que ya tenía 80 años.

El negrito, como le decían sus cuates, entre los que no me encuentro, era un ser entrañable. Participó en distintas agrupaciones musicales aunque siempre fue independiente y tenía posiciones progresistas (cualquier cosa que quiera decir eso de progresista).

Una de sus últimas apariciones estelares fue en la película La Ley de Herodes de Luis Estrada. El Perrito Estrada nos presenta un burdelito muy jodido, de pueblo pobre, que regente una maravillosa Isela Vega. Ahí por toda animación un cantante ciego interpreta una canción de Marcial Alejandro. Es el Negrito Ojeda. Recomiendo la revisión de esa película hoy que ha muerto el Negro y que Luis Estrada puede ganar un premio Goya con su película El Infierno.

El paso del tiempo, y no otra cosa, fue lo que se llevó al Negro. Aquí dejamos constancia de la admiración que le teníamos. Para ello ponemos un trozo de una actuación en el Canal 22 de México.

Vale


del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink

 

 

Mucho se habla de que corren tiempos de mezclas. Unos lo ven como la inevitable globalización, otros lo entendemos como un intercambio enriquecedor. Esto en el espíritu de que otra globalización es posible.  

Incluso, más atrás en el tiempo, los mexicanos “manque nos pese” somos hijos de la mezcla.

Uno puede disfrutar de una cosa que se presenta en un medio distinto al que fue creada. Me explico con un ejemplo: Recuerdo la melodiosa voz de Nat King Cole cantando boleros con su marcado acento gringo (Por cierto que tengo entendido que el buen Nat nunca aprendió español, sólo decía el poquito de las canciones). O más recientemente el mismo Cigala haciendo versiones de temas cubanos como Lágrimas negras.

Quiere decirse que no es nuevo esto de utilizar algo de una forma que originalmente fue pensado para emplearlo de otra manera.

Cuando mi amigo Raymundo Arrona me envió este video no sabía lo mucho que yo lo iba a disfrutar.  Se trata de un grupo de música norteña que interpreta, en una cantina, un clásico de Pink Floyd: Another brick in the wall.

No es mala la versión. Se podría mejorar la grabación pero el sabor de la interpretación, del lugar, etc., hace de este video algo especial.

De los músicos destacan el pollo que toca el bajo y, sobre todo, el guitarrista que tiene muy escuchada la versión original.

Cabe destacar que los parroquianos no parece que gocen particularmente con esta música pero tampoco los mandan callar, que ya es ganancia.  

Dice el que subió el video a Youtube, alguien que emplea el nick dragonblack,  que lo grabaron en una ciudad del norte de México llamada Laredo. En realidad duda porque lo titula entre signos de interrogación. Existe otra version de que la pieza fue grabada en Ensenada.  En cualquier caso, pudo ser cualquier cantina de México.

 

del.icio.us Digg Facebook Technorati Google Windows Live Yahoo Feed Me Links Bloglines Diggita Mister Wong Spain Diigo Wink